La Bodega Cuatro Vientos reabre sus puertas en La Alpujarra tras estar cerradas 18 meses por el Covid-19

En este lugar, situado en el término de la localidad de Murtas y dotado de dos restaurantes, se elaboran 14 clases de vino, entre ellos un espumoso

minutos de lectura
UN GRUPO DE DURQUEÑAS CON EL ENÓLOGO DE LA BODEGA FRANCISCO MOLINA A LA DERECHA DE LA FOTO.Foto de Rafael Vílchez

La Bodega Cuatro Vientos de Murtas ha reabierto sus puertas tras estar cerradas 18 meses por el coronavirus. Más de 300 personas han visitado el complejo turístico el pasado fin de semana. El gigantesco restaurante trabaja mediante reservas. A este lugar acude mucha gente de Granada, Almería y Málaga, principalmente. Esta bodega, entre otras cosas, 250  nichos con bebidas para degustarlas sus propietarios en unos recintos muy pintorescos y significativos. La bodega tiene también apartamentos rurales y una suite.

La Bodega Cuatro Vientos es de la familia Castillo de Albondón. El mayor de la familia es Juan Castillo, empresario de altura, presidente de las Bodegas de la Contraviesa, vicepresidente del Consejo Regulador de los Vinos de Granada, presidente de los Empresarios de la Costa Baja y presidente del Grupo de Desarrollo Rural de La Alpujarra-Sierra Nevada. En 2013 dejó la política. Juan Castillo fue alcalde de Albondón.

Todo lo ecológico está de moda. El ecologismo se impone y lógicamente esta tendencia ha llegado también a los vinos. Cada año los vinos ecológicos adquieren mayor repercusión. Hace poco tiempo la Bodega Cuatro Vientos  ha obtenido el certificado de su viñedo y su  bodega en ecológico. Ya vende en ecológico dos clases de vino ‘Marques de la Contraviesa’ de las variedades ‘merlot’ y ‘pinot noir’.  La bodega  posee 1.500 cuadrados de superficie. En este lugar existen también dos restaurantes, un centro temático del vino, varios museos del vino y agrícolas, salas de catas y conferencias, senderos, etcétera. Hace unos días comenzó la vendimia en este lugar.

La Bodega Cuatro Vientos  comercializa 14 clases de vino, entre ellos un espumoso, de las variedades ‘tempranillo’, ‘merlot’, ‘garnacha’, ‘cabernet sauvignon’, ‘syrah’, ‘vijiriega’… El ‘Marques de la Contraviesa’, ‘Malafollá’ y 4V son marcas comerciales de la Finca Cuatro Vientos S.L. Esta empresa ha conseguido importantes premios y menciones a nivel nacional.

La finca de la Bodega Cuatro Vientos posee también  una plantación de cultivo intensivo a cielo abierto de tomate ‘cherry’ de 7.000 metros cuadrados de superficie. La Bodega Cuatro Vientos está enclavada en el término municipal del municipio alpujarreño de Murtas, en la cresta de la Sierra de la Contraviesa, un lugar s intermedio entre Sierra Nevada y el Mediterráneo. El viñedo del que se abastece la Bodega pertenece en un 85%  a la propia sociedad y está ubicado a una altitud de media de 1.150 metros, en lomas y laderas con pronunciadas pendientes. La Bodega se encuentra situada en una finca de 110 hectáreas de extensión, dotada de ocho variedades de viñedos, higueras  almendros. 

La confluencia de varios factores como altitud, latitud, suelo, pluviometría, orografía y temperatura hacen de esta antigua comarca vitivinícola la ideal para el cultivo de uva de calidad  con una agricultura respetuosa con el medio ambiente. La climatología con fríos duros y nevadas en la época del reposo vegetativo permiten a los suelos acumular reservas.

Brotación tardía y normalmente acompañada de lluvia primaveral y alguna ligera nevada tardía hacen que sin necesidad de riego esta se desarrolle con vigor. Primavera suave con pocas precipitaciones que hacen un cuaje de la uva y su posterior desarrollo uniforme. Veranos secos y calurosos que hacen a las plantas más suaves pero sin acomodarlas con un sistema de riegos de arrollo.

La generosidad del Mediterráneo envía por las tardes a esta zona unas nieblas que humedecen el ambiente, el cual aprovechan las plantas reduciendo al mínimo el riego del viñedo.  La finca está equipada con medios mecánicos para las labores con tractores oruga, aplicadores de abono en profundidad, azufrado en espolvoreo, aplicador de fitosanitarios, sistema de riego de apoyo y abonado por fertirrigación… Tanto el viñedo propio como el de los colaboradores son dirigidos técnicamente desde la Bodega por el director técnico y excelente enólogo Francisco Molina.

La Bodega Cuatro Vientos cuenta con unas modernas instalaciones repartidas en diferentes salas para la elaboración, fermentación, preenvadado, envasado y almacenamiento de vinos. Este lugar está dotado con equipos técnicos de última generación que van desde la prensa neumática a sistema de bazuqueo con gas inerte.

La Bodega dispone también de centenares de  barricas de roble americano y húngaro, toneles de roble y castaño, cubas cónicas de roble y castaño. También, posee un grupo de embotellado y etiquetado con un rendimiento de 1.800 botellas a la hora, y una máquina de llenado de bag in box. Además, cuenta, entre otras cosas, con un laboratorio enológico dotado y equipado para desarrollar una enología moderna. En la actualidad la bodega viene embotellando unas 80.000 botellas repartidas entre las diferentes referencias que posee. Dos distribuidores se encargan de vender parte de la cosecha. En la Bodega se realizan grandes ofertas.

Los hermanos Castillo perdieron a su querido padre Juan Antonio el 25 de enero, a los 78 años. Esta excelente persona, casado con la entrañable Josefina, trabajó duramente la tierra en su pueblo de Albondón. Él labraba el ‘Cortijo de los Peinaos’ y siempre tuvo una bodega familiar, como la mayoría de los vecinos del pueblo. Su hijo mayor, Juan Castillo, comenzó a trabajar la tierra, incluso la ajena, arando con un tractor día y noche en la Sierra de la Contraviesa. Después, apostó por la construcción, los transportes y el vino de calidad, entre otras cosas. Su familia se unió a él para también trabajar y progresar.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

0 £0.00