Manuel Hidalgo: «En el próximo disco habrá más variedad y más color»

El artista paduleño se encuentra inmerso en la grabación del que será su tercer álbum de estudio

minutos de lectura

Profundo, intimista, tranquilo, inspirador… a Manuel Hidalgo se le puede definir de muchas maneras aunque como siempre, nunca terminaríamos de hacerlo. Para aproximarnos, podríamos hablar de un cantautor paduleño, ahora mismo radicado en Dúrcal, que se encuentra inmerso en la grabación de su tercer disco. Y lo hace por primera vez fuera del Valle de Lecrín, buscando un nuevo aire que asegura le ha sabido dar Fran Montes, más conocido como ‘Papo’, en los estudios La Madre, de Deifontes. 

«En este disco quiero que haya más variedad, más color, quiero buscar la alegría, aunque también habrá cosas de los discos anteriores como la nostalgia o la profundidad», asegura Manuel Hidalgo, quien también confiesa que se ha lanzado a «instrumentalizar todo un poco más», con instrumentos como el oboe, el clarinete o la conga. Todos estos factores harán que nos encontremos con un disco novedoso, aunque el artista asegura que la esencia sigue siendo la misma, como no puede ser de otra manera. 

A lo largo de estos años Manuel Hidalgo va sumando adeptos a su causa, la de reflexionar, la de mirarse uno mismo y poder sentir algo nuevo o simplemente una emoción que no sabíamos que estaba ahí. «Yo me escucho y además tengo la suerte o desgracia de hacerme caso, y creo que si cada persona se escuchara, y se hiciese caso, las cosas serían muy diferentes, no iríamos tanto por el vender muchos discos y ser muy populares, como por el hecho de sentirnos bien con nosotros mismos. Yo me encuentro a mi mismo en la música, y me da una satisfacción que no podría cambiar por otras cosas porque ya el hecho de ser popular… no es que me niegue, pero no a cualquier precio, no vendiendo mi alegría», defiende el artista. Esta forma de ser es la que está consiguiendo que Manuel sea cada vez más conocido, pero sobre todo más querido en su Valle de Lecrín y fuera de él. Sus conciertos se han convertido en una especie de recital donde, sobre todo antes de la pandemia, se intercambiaban vivencias y abrazos. 

Fran Montes, ‘Papo’, en los estudios La Madre, de Deifontes

Porque Manuel Hidalgo es terrenal, y eso también se destila en sus discos. «Generalmente mantengo la misma temática, el amor a la tierra, la conexión conmigo, el sitio donde vivo, pero también con los demás», explica sobre este tercer disco, en el que también se cuela alguna referencia aunque sea de forma velada a todo lo que hemos vivido estos meses en relación con la pandemia. «Hay una canción que se llama Cobarde, que habla de ir hacia dentro, de encontrarse con uno mismo, y la pandemia nos ha ofrecido una oportunidad maravillosa para eso, no estar tan para fuera buscando cosas, y creo que esa canción podría reflejarlo», asegura el artista. 

Para Cobarde y otras canciones habrá que esperar más o menos hasta Navidad, fecha en la que Manuel Hidalgo espera tener el disco en la calle, que pueda servir como regalo y poder presentarlo en estas fechas en concierto. Será otra manera de «devolverle a la gente todo lo que ellos me dan, sobre todo la oportunidad para seguir haciendo música», dice este cantautor, que asegura sentirse «muy agradecido» a las personas que lo siguen en su camino. Un trayecto con parada en Deifontes que lo traerá de nuevo al Valle de Lecrín con su música tan personal como auténtica. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

Cementerios

El 1 de Noviembre se celebra en varias partes del mundo el Día de Todos los

0 £0.00