//

“No se puede permitir que haya un fruto tirado en el suelo habiendo gente con necesidades”

Desde el Ayuntamiento de El Valle, junto a vecinos y agricultores, llevan varios años colaborando con Rafael Machaco donando naranjas con destino a comedores sociales

minutos de lectura

Rafael Gálvez, más conocido como Rafael Machaco se propuso un buen día llevar a cabo la misión de arrimar el hombro y poner todo su entusiasmo y gran corazón para ayudar a los que más lo necesitan.

Natural de Lanjarón, ha estado vinculado desde siempre con la cultura musical de la localidad y es miembro de las siete hermandades existentes en el pueblo, especialmente vinculado con la de la Virgen del Rosario, actualmente ejerce como inspector de agricultura en el Ayuntamiento de El Ejido. Gracias a su labor y contacto con los empresarios y agricultores almerienses Rafael ha materializado uno de sus deseos, repartir toda la fruta y verdura excedente en comedores sociales “les dije que no quería ver ni un fruto tirado en el suelo habiendo gente con necesidades”

Desde el Ayuntamiento de El Valle llevan varios años colaborando con Rafael cediéndole las naranjas del parquecillo de Saleres, casi 300 kilos, a los que se le suman los que algunos agricultores y vecinos ceden con destino a los más necesitados. En concreto el pasado martes las naranjas del Valle fueron donadas al Comedor Social de La Milagrosa y Residencia Nazaret de Almería de donde diariamente se sirven centenares de comidas. También atienden a seis comedores sociales en Granada, «quiero agradecer al ayuntamiento del Valle su generosidad, no os canséis nunca de ayudar a las personas que más lo necesitan”

Gracias a su labor constante y entusiasta sirve cientos de kilos de comida semanales a seis comedores de Granada y cinco de Almería, tarea que desarrolla con su propia furgoneta y con la ayuda inestimable de numerosas personas unidas a su causa “tengo a mucha gente que me echa una mano, gente maravillosa sin la que esto no sería posible, como suelo decir yo solo soy un eslabón más de esta gran cadena”, asegura.

Sandra, Benjamín, Miguel de Béznar, José Luis Estevez Piñar, José Marín Funes, Paco Molina del Padul o don Alfonso, párroco de Soportujar son algunos de los nombres para los que Rafael solo tiene palabras de agradecimiento por su colaboración.

Rafael haciendo entrega a Sor Concha de las naranjas cedidas por el Ayuntamiento de El Valle al comedor social de La Milagrosa

Delia Molina

Me llamo Delia Molina y trabajo en el mundo de la comunicación desde hace 20 años. He sido locutora en Onda Cero Granada y responsable de los Gabinetes de Prensa de la Diputación de Granada y del Ayuntamiento de Pinos Puente. He colaborado con la Fundación Zayas, gestionando sus redes sociales y páginas web. Ahora me uno a esta nueva y apasionante aventura para continuar comunicando desde el Valle de Lecrín para el Valle de Lecrín. Como dijo Víctor Hugo: “El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad.”🙌🏻🤞🏻💪🏻

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

0 £0.00