Probamos el Peugeot 208 eléctrico, un utilitario con mucho empuje 

Que no te engañe el espacio, este vehículo es muy capaz y sobre todo, muy ahorrador

minutos de lectura

Bienvenidos a esta prueba dinámica del Peugeot e208. Un vehículo totalmente eléctrico,  cedido por Talleres Casares, que promete mucho y que a medio plazo puede suponer un ahorro considerable en combustible. Además este coche puede ser muy interesante.  Es un coche muy útil, sin grandes alardes, pero con un diseño muy resultón y con la garantía de la marca del león. 

¿Quieres conocer más detalles? Nos ponemos en marcha

Exterior 

Lo primero que nos llama la atención de este coche es su presencia, a pesar de ser un vehículo que mide 4 metros de longitud. Los conocidos colmillos que la marca emplea para otros modelos y las líneas propias de Peugeot  hacen que nos encontremos con un coche atractivo para la mayoría de las miradas. Si a esto le sumamos que se trata de un coche pequeño y que es fácil de manejar en ciudad y carretera, podemos decir que estamos ante un buen producto.  

El aspecto de este vehículo es muy similar a sus hermanos con motores térmicos. Algunas de las diferencias que encontramos son la E en el pilar detrás de la puerta, en la ausencia del tubo de escape y en el logo azul turquesa. Además tenemos disponibles tres acabados. Allure, Active y GT. 

Interior 

El interior es muy parecido al que ya vimos en el 308. En general, formas angulosas con todo muy bien ordenado y con una pantalla central de gran calidad en el centro. En la consola encontramos los mismos botones que en su hermano mayor y que son muy útiles, además de estar muy a mano. También hay muchos compartimentos, como este para dejar el móvil y que permite la carga inalámbrica. También hay sitio para dejar las botellas y como siempre en Peugeot, un buen cofre para vaciar los bolsillos. 

Lo que sí encontramos en este modelo es un i-Cockpit en 3 dimensiones, algo que le da una profundidad bastante buena en todas las pantallas disponibles, donde tenemos toda la información del coche. Los asientos son cómodos para un coche de este tipo, ya que tenemos que pensar que estamos hablando de un utilitario. En las plazas traseras el espacio es justo, y también se ve castigado por el pilar central entre los asientos. Dos personas pueden viajar de una manera decente en este coche, pero con tres será más difícil hacerlo. 

El espacio en el maletero está penalizado por el sistema eléctrico, y se queda por debajo de los 300 litros. Aún así, puede ser suficiente para el comprador que esté buscando un coche de este tipo. 

Motor y comportamiento 

En cuanto a motor, hablamos de 100 kW, o lo que es lo mismo, 136 CV, una cifra que muy equilibrada para un vehículo de estas dimensiones. Las ruedas que reciben la fuerza del motor eléctrico son las delanteras y tenemos tres modos de conducción: ECO, normal y Sport. La batería es de 50 kwh y cuenta con una refrigeración líquida, un dato que es importante y una gran apuesta de la marca, ya que ofrecen una garantía de 8 años o 160.000 kilómetros. 

Si hablamos de comportamiento, tenemos que decir que es un coche muy cómodo, tanto para ciudad como en carretera nacional o autovía. Peugeot nos tiene acostumbrados a hacer coches de calidad y este no es una excepción. El motor eléctrico empuja con la fuerza lógica de esta tecnología, aunque no estamos ante un coche deportivo. Es un coche ágil, fácil de conducir y que cabe en casi cualquier sitio, y esto ya es mucho. Si ponemos la palanca de cambios en la posición b se pondrá a trabajar la frenada regenerativa, lo que hará que el freno motor nos ayude y el coche se recargue de manera automática. 

Esto es especialmente útil si conducimos por tramos urbanos donde hay que utilizar el freno de manera constante. 

Autonomía

Cuando estamos pensando en comprar un vehículo, nos tenemos que hacer una pregunta ¿Este coche es para mí? En el caso de los eléctricos esta pregunta es aún más importante, sobre todo cuando su punto débil suele ser la autonomía. De todas formas, Peugeot tiene al servicio del cliente potencial un test de compatibilidad, para saber si este es el coche que mejor se adapta a ti. 

En este modelo en concreto, la marca habla de una autonomía de 340 kilómetros, una cifra que no está mal, sobre todo si lo que hacemos son trayectos cortos, lo más normal por cierto para un coche de este tipo. Esta autonomía se obtiene en unas condiciones que pueden o no coincidir con nuestro modo de conducción, orografía u otras circunstancias, pero eso ya depende de cada conductor en concreto. 

En cuanto a la carga, si lo enchufamos en una toma básica podemos tardar más de 12 horas en recargar, pero con la wallbox ese tiempo se reduce a las 7 horas y con un cargador rápido estamos hablando de solo 45 minutos. 

Precios 

Tener la e de eléctrico hace que el precio suba considerablemente. En este caso, el modelo básico arranca en 32.000 euros sin los descuentos que se le pueden aplicar, pero esa no es la única cuenta que tenemos que hacer. Ahora mismo el diésel y la gasolina rozan los dos euros el litro, y aunque la electricidad es cara, la cuantía es mucho menor a final de mes, por lo que dependiendo del tipo de conductor que seas y para que utilices el coche, este vehículo te puede resultar muy interesante. 

Además, Peugeot también ofrece la posibilidad del renting, aún más interesante para este tipo de modelos. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

0 £0.00