/

El liceo donde se divierten pezqueñines, boquerones y tiburones 

Menores de Lecrín, Dúrcal y El Valle asisten cada día a esta escuela de verano que combinan sesiones de talent, natación y actividades deportivas

minutos de lectura

Los meses de julio y agosto son complicados para todos los padres y madres que tienen que trabajar, y para eso el Ayuntamiento de Lecrín ha vuelto a poner en marcha en julio y agosto el Liceo de Verano. Una iniciativa donde se mezcla educación, entretenimiento y deporte y en la que hay más de 70 inscritos no solo de Lecrín, sino también de pueblos vecinos como El Valle y Dúrcal. 

Pedro Titos, alcalde de Lecrín, asegura que este servicio “está teniendo mucho éxito, porque es un sitio en el que los niños aprenden divirtiéndose, con natación, deportes, actividades… es lo mejor que se le puede ofrecer a un niño”. Este año el Liceo ha ofertado alrededor de 70 plazas, “aunque hay mucha demanda, no podemos ofertar más plazas porque la masificación hace que la calidad no sea la misma”, asegura Pedro Titos. Más de 70 niños de diferentes pueblos que se divierten cada día de 9.00 a 14.00 horas, “lo mejor que puedes hacer para los menores y los padres, algo que esperamos que sirva de ejemplo para otros pueblos de la comarca”, subraya el alcalde de Lecrín. 

Una muestra de las actividades que se desarrollan en el liceo se puede ver cada 15 días en el liceo talent, un espectáculo que se muestra en la Casa de la Cultura de Talará y en la que los niños muestran su habilidad para el baile y sobre todo para pasarlo bien. Además de esta actividad, están las manualidades para favorecer la imaginación y la creatividad de los más pequeños. 

Y como es verano, hay que mojarse. En la actividades deportivas que se hacen en el pabellón de Mondújar hay juegos de agua, otros juegos sin reglas o deporte enfocado a la psicomotricidad, adaptándose las actividades a la edad del grupo. Después, todos los niños, ya sean pezqueñines (3, 4 y 5 años), boquerones (6, 7 y 8 años) y tiburones (9, 10, 11 y 12 años), tienen clase de natación “desde nivel 0 hasta niveles de perfeccionamiento bastante avanzados, y tenemos material especifico para todo ello, el objetivo es que disfruten del agua y no tengan miedo a hacerlo, y desde ahí vamos subiendo nivel para terminar nadando crol y braza perfectamente”, explica Juan Vives, técnico deportivo del Ayuntamiento de Lecrín y monitor del Liceo de Verano.

“También hay que destacar la calidad humana de trabajadoras que tenemos tanto monitoras como voluntarias, con la cantidad de instalaciones que tenemos en Lecrín, y la apuesta que ha hecho el alcalde Pedro Titos como el concejal de deportes Nino Molina. Todos los años nos quedamos con lista de espera y en el futuro queremos que haya niños de 3 a 18 años”, asegura Juan Vives. Una apuesta divertida para todos los peques de la casa. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

0 £0.00