//

A juicio los acusados de provocar una explosión cuando cocinaban hachís en Dúrcal

La Audiencia Provincial de Granada celebra hoy el juicio contra los jóvenes que resultaron heridos en la explosión que se produjo en una vivienda de la localidad en junio de 2021

minutos de lectura

La Audiencia Provincial de Granada celebra hoy jueves el juicio contra los jóvenes que resultaron heridos en la explosión que se produjo en una vivienda de Dúrcal, en junio de 2021, mientras ‘cocinaban’ hachís en compañía de dos menores que también sufrieron quemaduras de gravedad.

Cuatro de las personas que se encontraban en la vivienda aquel día, y que en ese momento tenían entre 16 y 21 años, sufrieron quemaduras graves a cuenta de la deflagración. De hecho, tres llegaron al hospital entubados y tuvieron que ser intervenidos de urgencia aquella misma noche, según informaron a Europa Press fuentes sanitarias.

Ya en un primer momento, la Guardia Civil encontró en la vivienda distintas sustancias y maquinaria que apuntaba a la posibilidad de que estuvieran cocinando hachís. Ahora, los tres adultos implicados, una joven y dos varones, se sentarán en el banquillo de los acusados por un delito contra la salud pública y se enfrentan a una petición fiscal de cinco años de prisión.

Los hechos ocurrieron sobre 19,00 horas del 21 de junio en el patio de la vivienda en la que vivían dos de los acusados, que eran pareja sentimental. Se encontraban en compañía del tercer adulto encausado y de otros dos chicos menores de edad cuando se dispusieron a realizar el proceso necesario para obtener aceite de hachís.

La operación consistía básicamente en la introducción de gas butano en el interior de un tubo de extracción que contenía marihuana prensada, ejerciendo presión hasta que por el otro extremo del tubo salía el aceite de resina. Éste se recogía en un recipiente que luego se calentaba para eliminar el aire contenido en el aceite.

Los acusados usaron en este caso un hornillo de gas. Durante el proceso se produjo una deflagración que causó heridas graves a todos los presentes, incluyendo los dos menores, que no están acusados en este proceso, según se desprende del escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press.

La Guardia Civil localizó en la vivienda cerca de 3.000 euros en droga, especialmente hachís y marihuana, pero también cocaína. Los agentes también hallaron una máquina secadora centrifugadora de marihuana y diversos útiles para la preparación de la droga para su venta a terceras personas.

El juicio está previsto en la Sección Primera de la Audiencia de Granada, y además de los cinco años de prisión, la Fiscalía pide que los tres acusados sean condenados al pago de una multa de 8.500 euros.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

0 0.00