/

Pórtugos crea una Oficina de Información Turística en Fuente Agria para atraer más visitantes al casco urbano

La guía turística de La Alpujarra, Sofía Álvarez Martín, es la encargada de dar a conocer los encantos y lugares más interesantes de su municipio en este lugar construido con madera

minutos de lectura

El Ayuntamiento de Pórtugos, presidido por José Javier Vázquez Martín, ha abierto al público una Oficina de Información Turística, junto a la carretera, frente a la ermita de la Virgen de las Angustias, en la zona de Fuente Agria y El Chorrerón. De ella se ha hecho cargo Sofía Álvarez Martín, trabajadora anteriormente como guía turística de La Alpujarra con agencias de viaje. “La Oficina de Información Turística de Pórtugos ha sido construida en madera junto a unos castaños centenarios y un merendero. Entró en funcionamiento el pasado día 15, y los primeros clientes que he recibí fueron de España, Uruguay y Alemania. Los turistas y visitantes preguntan, sobre todo, por lo más típico e interesante de Pórtugos. Entonces yo los invito a que después de conocer el paraje rural de Fuente Agria se acerquen al casco urbano de Pórtugos y vean sus calles, el Barrio de Churriana, los castaños centenarios, los secaderos de jamones, la tahona, el lavadero, la iglesia, etcétera. También les entrego propaganda y folletos de los festejos y lugares dedicados al turismo rural y la gastronomía”, terminó diciendo Sofía Álvarez.

Pórtugos se ha convertido en uno de los lugares de La Alpujarra alta más visitados porque tiene mucho encanto y su clima es delicioso. Las viviendas de Pórtugos, principalmente, las de la parte más antigua situada en el Barrio de Churriana, se caracterizan por presentar una tipología alpujarreña con muchos siglos de historia. Por ejemplo, la casa del célebre Antonio ‘El Rulo’ es del tiempo de los árabes y lo mismo le pasa a la ‘Casa de la Pólvora’, entre otras moradas. Son edificaciones de varias plantas donde la colocación de las crujías paralelas o perpendiculares a fachada, vienen condicionadas por la ubicación de la parcela en la trama urbana. Las antiguas casas están provistas de cuadra, leñera, granero, cocina, comedor y dormitorios, principalmente. Algunas dependencias de estas viviendas centenarias se han suprimido. Antiguamente no existían aseos en las viviendas, utilizándose el corral como espacio de servicio.

La carpintería de las antiguas casas de Pórtugos suele ser de madera de castaño. Algunas puertas suelen estar partidas horizontalmente, manteniéndose durante el día normalmente abierta la parte de arriba y cerrada la de abajo, lo que posibilita ventilación y control del acceso de pequeños animales a la vivienda. Los balcones suelen ser de proporción rectangular, aunque existen varios modelos, que le dan a la calle cierta variedad formal: balcones sin voladizo, sobre la calle, y enrasados con un paramento de fachada; todos ellos tienen la típica carpintería de castaño, con postigos. En Pórtugos hubo un excelente maestro carpintero de madera conocido en La Alpujarra alta como Luis ‘El Viruta’. Las barandillas suelen ser bastantes variadas, siendo las más comunes, las realizadas a base de herrería vertical. En Pórtugos se trabaja muy bien el hierro y la chapa a la entrada del pueblo.

En cuanto a los porches, existen de dos tipos, aquellos que constituyen un hueco arrebatado a la casa, el cual es el concepto más clásico de porche y los que además de servir de anexo a las viviendas se usan de calle de paso y tras el techo del mismo reposa parte de la casa. Las chimeneas constituyen unas formas muy importantes en el ambiente urbano generado por las casas. Suelen ser altas para superar las cotas razonables, debido a las pendientes. Quizás sea la chimenea el elemento arquitectónico que se muestra con menor pudor obedeciendo exclusivamente a criterios funcionales: cilindro de obra, salida de humo mediante tabiquillos de ladrillo que sostiene la tapadera.

Interiormente las antiguas viviendas de Pórtugos se caracterizan por ser una arquitectura blanca; tanto las paredes como el techo (rollizo de madera, ripias de laja de pizarra) se blanquean periódicamente, de tal forma que las sucesivas capas de cal configuran una textura blanda muy agradable a la vista. Los suelos antiguamente estaban formados por lajas de pizarra y tierra. Las recientes construcciones intentan imitar la tipología de las viviendas tradicionales. En Pórtugos se respeta también los tinaos y terraos de las casas.

Por sus condiciones geográficas e históricas, Pórtugos es un filón cultural ramificado en vetas de gran pureza en el más amplio sentido antropológico. En la zona más antigua de Pórtugos las casas están pegadas, ‘apretujadas’ las unas a las otras, en algunos casos, sin guardar alineación. Entre cada conjunto de ellas aparecen calles y plazoletas de trazado irregular separando los barrios. Las calles son blanqueadas con cal y ‘azulete’ sin que predomine la tonalidad azul. Las paredes de las antiguas viviendas son de un grosor de 60 a 80 centímetros, incluso las interiores, pues todas sirven para sujetar los techos planos denominados terraos.

El terrao es también parte aprovechada de la casa: se utiliza para secar y almacenar algunos productos agrícolas y para hacer en él parte de la vida. Aunque algunas casas sean pequeñas en ellas siempre se alberga todo lo necesario para el trabajo del campesino. A los Reyes de Bélgica, don Balduino y doña Fabiola les encantaban visitar La Alpujarra cuando veraneaban en su mansión de Motril, y una de las cosas que más les gustaba era la arquitectura tradicional alpujarreña. En más de una ocasión don Balduino y doña Fabiola pasearon por el Barrio de Churriana de Pórtugos acompañados por el Padre Ferrer. También se acercaban a un bar que había en la plaza frente a la casa del ya desparecido Celedonio.

Y lo mismo pasó con Andrés Segovia y Tico Medina. Siempre que podían viajaban a La Alpujarra, empezando en Pampaneira y terminando en Pórtugos en casa de un amigo del músico. Lo que más les gustaba era comer jamón casero a tacos acompañado con pan casero y vino de Albondón. Tico Medina, fallecido recientemente, nunca perdió el contacto con esta zona.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

0 £0.00