“Quién sabe si habrá algún día un Dandanitos en Dúrcal”

Hace ya más de 10 años que Sara Ibáñez dejó Dúrcal para embarcarse en una aventura internacional. Hoy gestiona la cartera de propiedades inmobiliarias rumanas de una empresa española, principalmente venta de suelos y gestión integral de un edificio de oficinas en alquiler en la zona central de Bucarest. Además, regenta junto a su pareja Alejandro Lassovsky un restaurante llamado Dandanitos, sandwiches caseros con sabores de todo el mundo

minutos de lectura

De Dúrcal a Bucarest ¿Cuál es la razón para hacer ese viaje?

La razón, seguramente como la de tantos jóvenes españoles en la última década, no fue otra que el laboral. Sí que tuvo su gracia al principio oir siempre la misma pregunta por parte de los rumanos ¿Qué haces aquí si todos nosotros nos vamos allí? 

En la capital rumana regentas un restaurante. ¿Cómo fue el origen de esta idea y cómo está siendo la experiencia? 

La verdad es que es una idea relativamente reciente de la que podemos culpar a Alejandro, mi pareja. En la mayoría de nuestros viajes por carretera por gran parte de Europa teníamos la buena costumbre de preparar en casa nuestros bocatas bien envueltos en papel de aluminio. ¿Pero por qué los bocatas nunca están tan ricos como en casa? Cómo Alejandro tenía algo de experiencia en el mundo de los montaditos nos pusimos manos a la obra para que la gente de Bucarest conociese unos sándwiches caseros, recién hechos y con sabores de todo el mundo. Así es como nació Dandanitos.

¿Qué te dijo tu familia cuando les dijiste que ibas a montar un restaurante en Bucarest?

El apoyo de la familia, tanto la de Alejandro como la mía, siempre lo hemos tenido. Otra cosa es que pensasen que estamos completamente locos, y no los culpo, ya que la verdad es que no está siendo fácil y menos aún teniendo en cuenta el último año y medio que nos ha tocado vivir. Quiero aprovechar la ocasión para agradecerles toda la confianza y apoyo que nos han dado todo este tiempo y que seguramente nos seguirán dando. 

¿Hay muchas diferencias en el sector de la hostelería en los dos países?

Si que las hay, pero es que creo que España está a años luz de la mayoría del mundo en este sector. No me refiero en concreto a la gastronomía en sí, sino al servicio que recibes en restaurantes, hoteles y cualquier establecimiento enfocado al turismo y/o ocio. 

¿Como es el carácter de los rumanos?

Suelen ser sociables e intentan ayudar cuando se les pregunta y/o se les pide ayuda y tienen bastante sentido del humor. Algunas de sus tradiciones no son tan distintas de las nuestras, como por ejemplo la matanza. Además, en general, los españoles les caemos bien y muchos hablan y/o entienden el español perfectamente debido a que el rumano es lengua romance también.

Supongo que habrá durqueños que os visiten de vez en cuando y aprovechen para ver la ciudad.

Alguno que otro ha pasado por aquí, aunque nunca tantos como me gustaría. En poco tiempo se puede visitar lo más emblemático de la ciudad y algunos de los castillos que merece la pena visitar no están tan lejos. Bucarest es una ciudad que es interesante para viajes cortos 3-4 días ya que se puede organizar una visita que englobe la ciudad con una corta visita a Transilvania. 

¿Qué es lo que más echas de menos de Dúrcal? 

Seguramente como todos los que estamos fuera, lo primero que echamos de menos es a la familia y amigos. Por supuesto yo no soy la excepción, pero respecto a Dúrcal, cómo pueblo, no sabría decir si echo más de menos unas cañas en una terraza con sus tapas o una buena caminata por su sierra.

¿Te has planteado tener un bar en Dúrcal?

La verdad es que no. Nunca pensé que gestionaría un restaurante y realmente la idea de negocio que tenemos es el de un formato que sea fácilmente franquiciable de cara a buscar financiación para su crecimiento. Quién sabe si habrá algún día un Dandanitos en Dúrcal. 

Si estas fuera suponemos que tienes alma de viajera ¿Te ves en el futuro en el mismo lugar?

Si hablamos de un futuro cercano, posiblemente si, me veo aquí un poco más. A más largo plazo, me gustaría volver a España pero sin dejar de viajar buscando ideas para los sabores de Dandanitos.

Alejandro, la pareja de Sara, en Dandanitos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

0 £0.00