/

Fallece a los 78 años de edad el exalcalde de Órgiva Antonio González Martín

Sus cenizas han sido depositadas junto a las de su esposa Rita (fallecida hace cuatro años) junto a un nogal de su ‘Cortijo del Cerezo’, situado en Soportújar, en pleno Parque Protegido de Sierra Nevada

minutos de lectura
Antonio, con gafas y chaleco rojo, rodeado de familiares y amigos. R. V.
Antonio, con gafas y chaleco rojo, rodeado de familiares y amigos. R. V.

Órgiva ha perdido a Antonio González Martín, un ser maravilloso, bondadoso, buen político, honesto, servicial y muy humano, maestro de escuela y exalcalde de Órgiva durante cuatro años y teniente de alcalde durante ocho, nacido frente a la iglesia de Soportújar hace 78 años. Antonio, el entrañable Antonio González, pudo estudiar en la residencia-internado del Colegio del Ave María de Granada. Pocos de su pueblo pudieron hacerlo. El servicio militar lo realizó en Melilla. Antonio hizo la carrera de maestro de escuela. Él fundó la escuela nacional en su pueblo de Soportújar. Después y hasta su jubilación ejerció su profesión en Órgiva, educando a muchos orgiveños y orgiveñas.

Los padres de Antonio González fueron Francisco y Carmen. Él adoraba también a sus tres hermanas como tres soles: Francisca, Fina y Carmen. Antonio contrajo matrimonio con Rita, una mujer muy buena y amable (fallecida hace cuatro años) y fruto de esa unión nacieron tres hijos: Francisco, Carmen y Gonzalo, que le dieron dos nietas y dos nietos. Antonio también estudió Naturopatía y dio consulta en la parafarmacia que posee su hijo Francisco en Órgiva. Antonio era también un apasionante de la agricultura y la naturaleza.

La misa corpore insepulto ha sido oficiada por el ‘santo’ sacerdote de la parroquia de la Expectación de Órgiva, Rafael España. Los restos mortales de Antonio fueron incinerados y sus cenizas depositadas junto a un nogal de su ‘Cortijo el Cerezo’, situado en la sierra de Soportújar, en pleno Parque Protegido de Sierra Nevada. En el citado árbol también se encuentran las cenizas de Rita, la esposa de Antonio González. Órgiva ha lamentado la perdida de Antonio, una persona que dedicó parte de su vida a trabajar para mejorar y hacer crecer su municipio de La Alpujarra, sin dejar de lado su gran vocación, la docencia.

A Antonio lo quería todo el mundo. Él tenía buena escucha y sabía ayudar y consolar a sus semejantes. Solía ir a todos los entierros. Le encantaba pasear y conversar con sus amigos. Cuando ejerció de alcalde (1987-1991) asistió también a las fiestas de los anejos de Órgiva: Las Barreras, Bayacas, Alcázar de Venus, Fregenite, Olías, Tíjola y Las Barreras. Gracias a él se realizaron grandes logros en el municipio de Órgiva. Antonio fue muy tratable, astuto y campechano. Los políticos del PSOE le tenían mucho respeto, aprecio y consideración. En más de una ocasión asistió a mítines ofrecidos por Felipe González y Alfonso Guerra en Madrid, Sevilla, Granada, etcétera. Fue un gran socialista sin doblez. Descanse en paz Antonio González Martín.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

0 £0.00