/

AGROS ya es una realidad en el Valle de Lecrín

Se trata de un proyecto en el que participa la Universidad de Granada junto con otras universidades de otros cinco países y que formará a futuros agricultores en sostenibilidad, reciclando también a los profesionales que se dediquen al sector primario

minutos de lectura
Daniel Aranda, junto a ponentes y colaborares del proyecto / E. C.
Daniel Aranda, junto a ponentes y colaborares del proyecto / E. C.

Si el sector agrícola en el Valle de Lecrín no pasa por su mejor momento, puede ser el momento de atajar ese problema, aunque surge la pregunta mágica ¿Cómo hacerlo? En pleno siglo XXI, en mitad de una pandemia e inmersos en un cambio climático del que ya vemos fatales consecuencias, la sostenibilidad parece el único camino correcto.

Esa es la clave con la que trabajan proyectos como AGROS, una iniciativa que se presentó el pasado 25 de septiembre en el centro Cultural Federico García Lorca de Padul y que contó con un gran afluencia de público. AGROS nace como una nueva oportunidad formativa en la que participa la Universidad de Granada junto a cinco universidades europeas más dentro del proyecto Erasmus+ y en la que la agricultura sostenible es la protagonista, tanto para los alumnos que llegan sin formación en este aspecto como para los profesionales que quieran dar un nuevo impulso a su trabajo.

Daniel Arias Aranda, coordinador del proyecto y catedrático Organización de Empresas de la Universidad de Granada, presentó el proyecto en Padul junto a Francisco Díaz Bretones, decano del la Facultad de Relaciones Laborales y Recursos Humanos, Irene Pedreira, directora de RRII-UGR, Manuel Villena Santiago, alcalde de Padul. Como explica Daniel Arias, «el objetivo es formar a potenciales agricultores en la sostenibilidad atendiendo a los 17 objetivos de desarrollo sostenible». Entre esos puntos destacan algunos como fomentar el autoempleo, promover iniciativas en áreas rurales, mejorar la salud y el desarrollo humano, cambiar la manera en que se gestionan los recursos naturales o dar respuesta a los grandes retos generados por el cambio climático.

¿Y de qué manera se articula esta formación? Según el coordinador del proyecto y catedrático de la UGR, «hay seis cursos y se da un diploma por cada curso, ya que se puede hacer cada curso de manera independiente». En cuanto a horas lectivas, todos los cursos equivalen a un grado medio de formación profesional. Las clases se pueden seguir en formato online en su totalidad y también existe un foro donde todos los integrantes pueden hablar de sus experiencias y aportar sus ideas.

Un proyecto que puede ser muy rentable para la comarca del Valle de Lecrín, ya que «además de formar a potenciales en agricultura sostenible también se puede formar a técnicos en nuevas tecnologías para que trabajen como consultores para pequeñas y medianas explotaciones. También se puede intentar atraer otro tipo de productos y acceder a otros mercados», asegura Daniel Arias. La semilla se esta iniciativa se puso hace unos días en Padul, pero son muchos los ayuntamientos que ya se han interesado por ella con el objetivo de recuperar el sector agrícola, modernizándolo y haciéndolo rentable, para que no se abandonen las raíces, utilizando la innovación que tenemos al alcance de la mano.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

0 £0.00