Miguel Sánchez Ruzafa ofrece un concierto dedicado a la Hermandad de los Dolores y Soledad y a las Hijas de la Caridad de Lanjarón

También, en este evento musical de primer orden, celebrado en el Manuel de Falla de Granada, se rindió homenaje a Mariano Soto, director de la banda de música de Lanjarón durante cuatro décadas y fallecido recientemente

minutos de lectura

El Auditorio Manuel de Falla de Granada ha acogido un gran concierto cargado de emociones: el estreno de la marcha Silencio y Soledad basada en el canto religioso Sálvame Virgen María de Miguel Sánchez Ruzafa, dedicada a la titular Mariana María Santísima de los Dolores y Soledad, y a sus Hijas de la Caridad de Lanjarón en sus 121 año de servicio en la localidad alpujarreña de Lanjarón . Emoción, sentimiento, pasión, vocación … Magnífica la interpretación de la marcha bajo la dirección de su autor. Miguel Sánchez Ruzafa.

La Hermandad recibió la noticia días antes del concierto que contaría con la participación para la marcha con la voz de la lírica internacional, la mezzosoprano Sandra Pastrana, granaína y afincada en Roma. El concierto titulado Cantos e himnos religiosos granadinos ha contado con una masiva afluencia, entre ella, la representación de la Hermandad de Lanjarón representada por Robert López Morillas y su hija María del Carmen López García, José Antonio Orantes Bazán, Jesús Jiménez Cabrera, José Luis Estévez Piñar, José Antonio Jiménez Gallardo, Francisco Molina Muñoz y su esposa, el maestro de música Aniceto Giner Arranz su mujer. También han asistido una representación de las Hijas de la Caridad.

Lanjarón quedó impresionado de la nueva marcha Silencio y Soledad de Miguel Sánchez Ruzafa, y de la voz poderosa y afinada, llena de emoción y amor de Sandra Pastrana. El concierto ha sido grabado para un emotivo CD. El pasado 25 de Enero se cumplían 121 años de las Hijas de la Caridad en Lanjarón, pero se rumoreaba de la marcha de la congregación de Lanjarón. Robert López Morillas, se puso en contacto con el director y compositor Miguel Sánchez Ruzafa. El servicio que dieron a la Hermandad y al pueblo de Lanjarón no podía quedar en el olvido. El 24 de febrero Miguel Sánchez Ruzafa mandó a Lanjarón el último embozo de la futura marcha a las Hijas de la Caridad, un día antes de poner el cierre en el Colegio de la Santísima Trinidad. Miguel Sánchez Ruzafa, le entregó las partituras a la Hija de la Caridad y a su secretario y tesorero Robert López Morillas

En el concierto de Granada, Miguel Sánchez Ruzafa, rindió homenaje al recientemente fallecido y hermano de la Hermandad Mariano Soto Soto, el que fuera director de la Banda de Música de Lanjarón durante cuatro décadas. Durante el concierto estuvo colocada la batura de Mariano y cuando sonó Silencio y Soledad estuvo colocada sobre la partitura. De esta forma se le rindió también un emocionante y merecido homenaje a Mariano Soto, director de la Banda de Música de Lanjarón y cabo de los municipales de este municipio durante cuatro décadas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

0 £0.00