/

Ugíjar se prepara para celebrar sus fiestas de la Virgen del Martirio, patrona de La Alpujarra

En 1606 tuvo lugar el primer festejo en este interesante e histórico municipio con gran cantidad de fieles de la comarca y fuegos artificiales

minutos de lectura

Ugíjar celebrará sus ferias y fiestas en honor a la Virgen del Martirio los próximos días 10, 11, 12, 13 y 14 de octubre. La Virgen del Martirio coronada es la patrona de Ugíjar y también de la comarca de La Alpujarra, extendida entre las provincias de Granada y Almería. Esta bella comarca perteneció hasta el año 1833 al Reino de Granada. No habrá procesión pero sí misas dedicadas a la Virgen del Martirio y a la Virgen del Pilar. Las puertas de la iglesia permanecerán abiertas al público todos los días. Los estupendos miembros del Centro de Salud de Ugíjar serán los pregoneros de estas fiestas. El alcalde de este municipio compuesto por Ugíjar, Cherín, Jorairátar, Los Montoros y Las Canteras, es el joven y muy eficaz Federico López Maldonado.

El extenso programa festivo contempla, entre otras cosas, lo siguiente: merienda para los mayores a base de churros con chocolate; encendido del alumbrado; pasacalles y conciertos a cargo de la excelente Unión Musical de Ugíjar; bajada al Real de la Feria de Ganado; carreras de cintas a caballo; actuaciones del Trío Odysseus, el cómico Cristian García, la Charanga Fusión Fiestera, La Bella y la Bestia, Los Desertores del Arao en ruta montados en un camión para recorrer los bares; fuegos artificiales a cargo de la famosa Pirotecnia Alpujarreña Nuestra Señora del Martirio de Ugíjar… También habrá un concurso de camisetas; buble football; actuación del mago Pablo Ramón; misa solemne en la Plaza de las Flores, acto mariano; copla con Jonathan Santiago; entrega de premios, sorteo de 3.000 euros…

La procesión de la imagen de la Virgen del Martirio hasta antes de la pandemia se ha realizado el día 14 de octubre, después de la celebración de la santa misa del medio día. Representantes de otras hermandades religiosas de Berja, Lanjarón, Válor… asisten a los actos religiosos. Como patrona que es de La Alpujarra la Virgen del Martirio, es costumbre que sea trasladada durante la procesión por devotos de Ugíjar y otros municipios de la comarca mediante turnos. Durante el trayecto, que suele durar varias horas entre mucha quema de pólvora y el repique de las campanas de la torre de la iglesia, se celebran rezos, quema de mucha pólvora, tirada de pétalos de rosas y vivas, muchas vivas, dirigidas a la Virgen del Martirio, también llamada ‘La Morenita’.

La milagrosa Virgen del Martirio se veneraba en Ugíjar a principios del siglo XVI con el nombre de Nuestra Señora del Rosario. En el año de la rebelión de los moriscos (1568) la imagen de madera sufrió muchos martirios. Junto a un montón de enseres eclesiásticos fue a parar a una hoguera pero todo ardió menos la imagen que resultó incombustible. Luego volvieron a profanarla por las calles del pueblo atándola a la cola de un mulo pero la escultura permaneció intacta. Seguidamente la colocaron a modo de pasarela para atravesar el canal que suministraba agua a Ugíjar, y ya en la misma iglesia la acuchillaron.

Pero los esfuerzos de los moriscos por destruir la imagen resultaron infructuosos. Por último, fue arrojada a un pozo que todavía existe, aunque no se puede precisar si lo hizo un morisco a fin de conseguir su total destrucción, o fue un cristiano para ocultarla. Lo cierto es que en este lugar permaneció 27 años, siendo recuperada en 1606, al proceder a la limpieza del pozo, y restituyéndose a su iglesia, pero con el nombre de Virgen del Martirio. Se dice, que en el momento de su descubrimiento, la imagen pronunció estas palabras: “Martirio es mi nombre”. Siglos más tarde, la imagen de la Virgen del Martirio tuvo que ser sacada de la iglesia y escondida para que no fuese quemada y destrozada por unos republicanos según recuerdan algunos mayores del pueblo.

Con el tiempo, las fiestas y ferias de Ugíjar fueron tomando tal incremento que a finales del siglo XVII (año 1669) concurrían a ellas unas 20.000 personas de todos los pueblos de La Alpujarra. El acto cumbre de las fiestas es, sin duda la procesión de la Virgen del Martirio entre el repicar de las campanas de la iglesia y el estruendo de salvas, cohetes y morteros. Un ramillete de sacerdotes de otros municipios (y a veces hasta el arzobispo de Granada) acuden cada año para acompañar a la ‘Reina’ de La Alpujarra. También se encuentran presentes las fuerzas vivas de Ugíjar y otros pueblos y una representación de la Guardia Civil con su capitán, con sede en Órgiva, a la cabeza. Este año, al igual que el pasado la imagen no será procesionada por el coronavirus.

Gentes de Berja, Alcolea, Ugíjar, Válor, Bérchules, Trevélez, Juviles, Lanjarón, Busquístar, Pórtugos, Pitres, Órgiva, Cádiar, Mecina Bombarón, Yegen, Nevada, Laujar de Andarax, Murtas, Turón, Fondón, El Ejido, Roquetas de Mar, Dalías, Torvizcón… ha venido asistiendo cada año a la procesión. Algunas personas han ido descalzas durante el trayecto para cumplir con sus ‘mandas’. Todavía se puede contemplar en el barrio norte de Ugíjar, junto a la Ermita de la Aurora, el pozo donde fue arrojada la imagen de madera de la Virgen del Martirio, existiendo una pequeña cripta con un paño donde se relatan todos los martirios a que fue sometida la imagen, así como el año del rescate del pozo.

Ugíjar posee un ramillete de museos dignos de conocer. Sus restaurantes son exquisitos y sus anejos de Cherín y Jorairátar y sus aldeas de Los Montoros y Las Canteras una preciosidad. La localidad de Ugíjar es también famosa dentro y fuera de La Alpujarra por sus comercios de confecciones, zapaterías, tiendas de regalos, jamones y chacinas, panes, supermercados, bares, frutos del campo, repostería morisca y turrones caseros, talleres, restaurantes, casas señoriales, empresas de todo tipo, senderos, monumentos, eventos culturales, festejos, ferias, aceite…

Al pasear por las calles del municipio de Ugíjar el turista o visitante encontrará paz, tranquilidad, vida relajada… También encontrará un patrimonio único. La cocina de Ugíjar ofrece recetas propias del lugar, entre las que se pueden citar los guisos y potajes, la perdiz en escabeche, el arroz liberal o de cazadores… Además, en esta zona se produce un excelente vino y aceite de oliva virgen extra. Ugíjar, en otros tiempos fue el pueblo más importante de La Alpujarra. En este lugar se encontraba el alcalde mayor de La Alpujarra. En Ugíjar es bastante fácil sentirse como en casa. Su gente es muy hospitalaria. Ugíjar es una apuesta para el buen gusto. Es una zona de las más bonitas de Andalucía. Ugíjar merece ser visitada sin prisas en cualquier época del año porque atesora muchos encantos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

0 £0.00