/

Aquel año en el que el gobernador civil de Granada desautorizó dos corridas de toros en la feria de Cádiar por adeudar dinero a un maestro de escuela

En vista de lo sucedido y para que hubieran toros en este pueblo de La Alpujarra, el Ayuntamiento, presidido en aquellos entonces por Juan de Mena, tuvo que pagar al profesor Juan Romero de la Torre la cantidad que le debía desde hacía un año

minutos de lectura

En septiembre de 1898, hace, 123 años (un año después de la inauguración de la feria de Cádiar los días 4, 5 y 6 de octubre) la corporación municipal de este importante municipio de La Alpujarra para darle más realce y atractivo a la feria de ganado, decidió celebrar un espectáculo taurino y solicitó autorización al gobernador civil de Granada para celebrar dos corridas de novillos. Pues bien, según el profesor, escritor e investigador de Cádiar, Francisco García Valdearenas, “el gobernador civil, Díaz Valdés contestó que no autorizaba tal clase de espectáculos, siempre que los municipios que lo solicitaran adeudaran cantidades a los maestros de escuela, como ocurría en el municipio de Cádiar”.

Según García Valdearenas “algunos vecinos de Cádiar acusaron al maestro Juan Romero de la Torre de lo sucedido. El gran maestro que hizo mucho por la enseñanza en Cádiar y Narila recibió amenazas e insultos. Romero ante esta cascada de hechos, se vio en la necesidad de escribir una carta al diario La Publicidad para defenderse de las acusaciones y negar que interviniera en el incidente. El impago a los maestros no era un tema exclusivo en Cádiar, pues ocurría en muchos pueblos de la provincia. El periódico El Día del 9 de octubre de 1885, escribe: los periódicos de Granada lamentan el estado en que se hallan los profesores de primera enseñanza de varios pueblos de aquella provincia. A los de Busquístar solo le ha abonado en un periodo de nueve meses 150 pesetas y a los de Narila hace un año que no cobran un céntimo habiendo sido desatendidos por la Junta de Instrucción Pública, dos instancias que llevaron, pidiendo sus haberes”.

“El Ayuntamiento de Cádiar –sigue manifestando Francisco García Valdearenas- ante lo que estaba pasando tuvo que abonar los haberes que adeudaba al maestro Juan Romero y gracias a ello en la feria de 1898 se celebraron dos corridas de toros en Cádiar, en las que toreó ‘El Borinqueño’ y su cuadrilla los días 7 y 8 de octubre, estando afortunadísimo y matando en ambas tardes, según el periódico El Enano, del día 17 de octubre de 1898. Unos años más tarde, y en otro orden de cosas, el periódico El Defensor de Granada, del día 11 de diciembre de 1906, ofreció un artículo firmado por Juan Romero de la Torre sensibilizando a la opinión pública y autoridades para que tomaran conciencia del estado ruinoso y lamentable en que se encontraba el cementerio de Cádiar (situado en el actual emplazamiento). Pues bien, el campo santo de Cádiar gracias a la intervención del maestro de escuela se reinauguró en el año 1911, siendo alcalde Juan de Mena y secretario del Ayuntamiento, Modesto Mendoza. El maestro Juan Romero de la Torre obtuvo uno de los premios del concurso aritmético realizado por la Revista Juventud Ilustrada, así como otro premio de crucigramas”, terminó diciendo el entrañable y hombre de bien García Valdearenas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

Cementerios

El 1 de Noviembre se celebra en varias partes del mundo el Día de Todos los

0 £0.00