//

La ermita de Tablate cumple 160 años

Desde entonces centenares de devotos se acercan a este lugar cada año para hacer rogativas, rezar, dar las gracias por los favores recibidos y ofrecer limosnas y luminarias

minutos de lectura

La ermita consagrada a la Virgen de las Angustias y a San Antonio de Padua, ubicada junto al segundo puente de Tablate, fue construida hace 160 años, cuando se terminó de hacer la carretera Granada-Motril en tiempos de Isabel II. Muchos presos trabajaron en ella con pico y pala. Varias mujeres de Béznar se encargan de cuidarla todos los días. El trayecto lo hacen andando. Pascual Madoz, en su diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar (1845-1850) habla de la existencia de una ermita en este lugar cerca de la Venta de Tablate o de Luis Padilla. Luego sería también conocida como Venta de las Angustias por su cercanía con la ermita.

En esta venta era donde los viajeros de La Alpujarra realizaban el empalme con la diligencia de la Costa, por lo que la parada era obligatoria. Esta venta era famosa por su longaniza frita, su choto en ajillo y su vino en pellejos de cabra de la Costa. Años después sería parada de la empresa Alsina Graells y de otros vehículos de línea o de particulares para retomar fuerzas o dejar y tomar pasajeros. Muchísima gente se acercaba y se sigue acercando a la ermita de la Virgen del las Angustias para rezarle, rogarle, darle las gracias por los favores recibidos, ofrecer un donativo y ponerle flores y luminarias. Algunos se han acercado para robar las limosnas. De todo hay en la viña del Señor.

La lápida de mármol gris que existe en la portada del recinto sagrado, saqueado en varias ocasiones para llevarse el dinero del cepillo, fue colocada en el año 1957 gracias a Moto Club Granada. En este lugar nunca faltan flores y luminarias. Mucha gente se acerca a diario a esta ermita. El puente antiguo de Tablate depende del municipio de El Pinar. Fue restaurado en 2002 por el Ministerio de Fomento, con motivo de la construcción de la Autovía Granada-Motril. Tablate formó Ayuntamiento con el de Ízbor. Tablate llegó a tener 140 casas habitadas, 411 vecinos, una iglesia consagrada a Santiago, cementerio, tres molinos de aceite y dos de harina, monte de pinos, olivares y bancales para la crianza de cereales y frutales, etcétera.

Tablate sonó mucho cuando la revolución de los moriscos contra las tropas de Felipe II. Los sublevados rechazaron en el puente de Tablate a las tropas mandadas por Diego de Quesada y el Conde de Tendilla que consiguió después pasarlo y penetrar. El pueblo lo encontró saqueado (1568). Al año siguiente volvieron a ocuparlo los moriscos por medio de un recio ataque que con la muerte de unos, obligó a otros a refugiarse en la iglesia, donde perecieron, quemados con el edificio. Otros fueron socorridos por el capitán don Álvaro Manrique, el cual con más de un centenar de infantes y 200 caballos, derrotó completamente a los moriscos. Desde hace años Tablate se ha convertido en un pueblo fantasma.

En otros tiempos Tablate formó Ayuntamiento con el municipio de Ízbor. En 1976 pasó a formar parte del municipio de El Pinar. En 1850 tenía 140 casas, 400 habitantes y varios manantiales. También poseía una iglesia dedicada a Santiago, tres molinos de aceite, dos de harina y varios pastores. El queso de Tablate se hizo famoso en la provincia de Granada por su gran calidad. También tiene una torre fortaleza. En 1960 se inició la despoblación de este desamparado lugar.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

0 £0.00