Cómo la huelga en el transporte también puede afectar a la Semana Santa

Después de dos años sin procesionar, aún no tenemos una flor que ya debía estar colocada en los cultos de nuestras hermandades

minutos de lectura

Apenas quedan 18 días para un nuevo Domingo de Ramos, una Semana Santa que posiblemente sea la mas ansiada por los cofrades después de estos dos años de parón que hemos sufrido por culpa de la pandemia provocada por la covid19, resultado de no poder ver los pasos de nuestros titulares en la calle. Cuando resulta que el cofrade por fin volvía a tener ese rostro de felicidad al saber que su devoción de nuevo saldría a las calles, volveríamos a tener ese pellizco con el olor a incienso en las calles, el olor a azahar que desprende las jarras de un paso de palio, el sonido de una corneta interpretando el solo de esa marcha que tanto nos gusta o ese nudo en la garganta minutos antes de que se abran las puertas del templo a la hora indicado. Todo esto se nos trunca de nuevo, ante la preocupación provocada por la huelga de transportistas que se está celebrando estos días en nuestro país.

Cuando los diputados mayores de gobierno o los priostes empiezan a organizar los cortejos y pasos en nuestros templos, es normal que se pida la cera o la flor en estos días, sobre todo una flor que desde hace unos años nos tenían acostumbrados por apostar por una puesta a punto más arriesgada con flor importada y muy variada, pero desde Huelva donde mayoritariamente viene casi toda la flor que componen nuestros pasos la respuesta de los invernaderos es la misma: «Estamos tirando demasiada flor estos días». Una flor que ya debía estar colocada en los cultos de nuestras hermandades. Las cofradías apuestan por solventar estos problemas en los cultos con altares mas austeros de flor y pedidos con las existencias que las floristerías guardan en sus cámaras frigoríficas. En la cera pasa más de lo mismo, nuestras corporaciones están teniendo problemas con la llegada de la cera, una cera que lleva pedida con ilusión meses y solo faltaba su reparto aunque ahora mismo se ve truncado, la cera está en reparto y esperamos que para el Domingo de Ramos llegue «pero para los cultos hemos tenido que emplear cera de otros años que teníamos guardada», nos indican algunos priostes.

Por este motivo los cofrades de nuevo están preocupados con la cercanía de esta Semana Santa y la huelga en el sector del transporte que puede ser se agrave hasta últimos de este mes, tan solo una semana antes del Domingo de Ramos. En algunas corporaciones se está hasta pensando en ir en coches hasta los invernaderos, el problema es que la voluminosidad de la flor solo en el paso de palio se necesita dos o tres coches particulares para poder llevarla y preocupa el calor que pueda sufrir en los maleteros del vehículo, o incluso preocupan los piquetes que se están haciendo en Huelva alrededor de los invernaderos de flor.

Lo único que se puede hacer es esperar a que la huelga en el sector del transporte termine y los pedidos puedan llegar con normalidad o podremos estar ante una semana más austera en cera y flor, pero quedémonos con lo verdaderamente importante, de nuevo haremos pública estación de fe por las calles con nuestros titulares, todo lo demás no importa.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

0 £0.00