///

Turismo Valle de Lecrín exige que se paralicen «todos los procedimientos energéticos» que afecten al territorio 

La asociación ha emitido un manifiesto en la que ha querido dejar clara su postura tras el incendio

minutos de lectura

La asociación de Turismo Valle de Lecrín, que representa a gran parte de los empresarios con restaurantes, alojamientos y servicios auxiliares lo tienen claro. No quieren que tras el incendio lleguen proyectos energéticos que impacten negativamente en el paisaje, al igual que ha hecho el incendio que ha afectado a El Pinar, El Valle y Albuñuelas. 

Según explican en el manifiesto, “el incendio que ha arrasado parte de nuestro paisaje en éste mes de septiembre ha sido un golpe tremendo a nuestro paisaje y a nuestro estilo de vida, pero debemos renacer de nuestras cenizas. Ello implica que todas las administraciones públicas, desde el Estado, pasando por la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Granada, la Mancomunidad del Valle de Lecrín y todos los Ayuntamientos que lo componen deben unir sus fuerzas para que podamos preservar nuestro entorno y nuestro paisaje”. Con este mensaje, desde la asociación se ha querido llamar también la atención para que exista una unión real de todas las administraciones para que remen en un mismo sentido, más en una situación como esta. 

Desde la asociación han querido dejar clara la riqueza que alberga la comarca, tanto en el plano medioambiental como el paisajístico, con una cultura milenaria y grandes posibilidades de desarrollo. “El Valle de Lecrín constituye una zona de enorme valor paisajístico con un gran patrimonio arquitectónico e histórico de antiguos molinos de harina y aceite, castillos musulmanes, alquerías y cortijos. Cuenta con una agricultura tradicional que, gracias a los distintos microclimas favorecidos por una gran variación de altitud, permite el cultivo desde el aguacate hasta cerezas o manzanas, si bien es más conocido por sus olivos centenarios, naranjas, limones, almendros o viñedos”, subrayan desde Turismo Valle de Lecrín, y “todo esto unido a una excelente calidad de vida, ha hecho que en las últimas décadas el valle haya experimentado un gran desarrollo turístico; tanto nacional, de personas que vienen a disfrutar de su gastronomía, eventos culturales o senderos, como extranjero, que en muchos casos compran viviendas y fijan su residencia en el Valle. En los últimos años se ha hecho una fuerte inversión económica, pública y privada, para fomentar el turismo, que se ha convertido en la principal vía de desarrollo de la zona junto con la agricultura”.

Turismo que llega en parte por un paisaje único que hay que proteger ante cualquier amenaza y hay que cuidar para que siga siendo un factor determinante para todos los que nos visiten. “Gran parte de nuestro valor nos lo aporta el paisaje, de un valor incalculable. Como ejemplos de éste valor, destaca la candidatura de los Paisajes del Olivar del Valle de Lecrín al Patrimonio Mundial de la Humanidad, y la inclusión del Valle de Lecrín en el Registro de Paisajes de Interés Cultural de Andalucía como “Paisaje Agrario del Valle de Lecrín (Granada)”, recuerdan desde la asociación, al tiempo que manifiestan que “una parte importante de la población del territorio afectado ha elegido vivir o deciden visitar dicho territorio por la calidad de vida que les proporciona disfrutar del paisaje, calidad de vida que se verá mermada por los efectos del incendio y que no podemos permitir que sea para siempre”.

“Por todo ello queremos exigir a los organismos públicos que están involucrados, Gobierno de España, Junta de Andalucía, Diputación Provincial de Granada, Mancomunidad de Municipios del Valle de Lecrín y Ayuntamientos de Padul, Villamena, Dúrcal, Nigüelas, Lecrín, El Valle, Albuñuelas y El Pinar, el compromiso de realizar aquellas actuaciones necesarias, siempre bajo criterios técnicos, de restauración del paisaje perdido con el incendio que nos ha asolado”, apostando por el desarrollo de la zona afectada por el incendio. 

Además, desde Turismo Valle de Lecrín también exigen a “los organismos públicos que se paralice la tramitación de todos los procedimientos energéticos que afecten a nuestro territorio y que puedan dañar nuestro paisaje. Necesitamos que el Valle Lecrín  vuelva a ser el de antes, no que nuestros árboles y paisajes sean sustituidos por torres y aerogeneradores, lo que haría irreversible el deterioro de nuestro entorno y paisaje. Por último agradecer a todos los que han estado luchando en la extinción del incendio, sin ellos el daño hubiera podido ser mucho mayor”.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

0 £0.00