///

«Las evidencias físicas nos llevan a saber de dónde partió el fuego»

Los agentes de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales investigan las causas de un incendio como el que ha afectado al Valle de Lecrín

minutos de lectura

Aunque a día de hoy el incendio de Los Guájares sigue sin estar extinguido, el Valle de Lecrín va recuperando poco a poco la normalidad. Normalidad y templanza es lo que necesitan para trabajar los agentes de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales del Plan Infoca. Un grupo de agentes medioambientales que investigan desde el primer momento del fuego las causas del mismo, sobre todo para que no vuelva a repetirse.

Y aunque seguro que su intuición vale su peso en oro, aseguran que tienen un método establecido, «de evidencias físicas que nos van llevando pasos hacia atrás para saber de dónde partió el fuego». Con esas evidencias pueden reconstruir desde el principio hasta el final todo el procedimiento, aunque como aseguran, «hay incendios que son muy evidentes y otros que son más complicados, que tengan distintos puntos de inicio».

Incendios como el que ha asolado el Valle de Lecrín, con el que siempre llegan teorías de la ‘limpieza’ que se le deberían dar a los montes. Una cuestión que los agentes medioambientales tienen muy clara: «No existe un bosque limpio, un bosque alicatado, de hormigón. Un bosque es un ecosistema donde todo cumple una función. Lo del bosque limpio es más de barra de bar y muy mediático. Hay que hablar más de ordenación y no de limpieza, aprovechamiento y ordenación».

Alcaldes en primera línea de fuego

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

0 £0.00