///

Encuentran restos de cartones y ramas secas apiladas que podrían haber actuado como combustible en el incendio del Valle de Lecrín

Son varios los lectores de este medio que alertaron de la presencia de estos elementos en zonas del bosque que fueron pasto de las llamas

minutos de lectura

Desde la declaración del incendio de Los Guájares el pasado día 8 de septiembre, son muchas las voces que aseguran que el fuego pudo ser intencionado por distintos motivos. Pero hasta que no se tengan todos los datos respecto a sus causas, poco se puede esclarecer más sobre su origen.

Sin embargo, han sido varios los lectores de El Comarcal de Lecrín los que nos han alertado sobre la existencia de restos de cartones y ramas secas apiladas justo en la zona donde se ha producido el incendio que ha quemado más de 4.000 hectáreas del Valle de Lecrín.

Según la información aportada por estos lectores, hace semanas vieron en distintos puntos de la sierra, entre El Pinar, El Valle y Albuñuelas, elementos que podrían actuar como combustible ante la llegada de un fuego. Entre estos elementos destacan ramas secas, cartones e incluso algunos plásticos. Llama la atención como algunos de esos elementos estaban justo en la base de algunos pinos, como si alguien los hubiera preparado para algo. Algunos lectores aseguran que esos elementos se utilizan para la práctica de deportes como el airsoft, una práctica deportiva que simula combates militares con réplicas de armas reales.

Las imágenes que acompañan a la noticia son de la zona que conecta Pinos del Valle con Los Guájares, así como de la zona de Albuñuelas, muy cerca de la Carretera de la Cabra, donde el Plan Infoca se tuvo que emplear a fondo para que el incendio no se propagara a otras localidades cercanas. Además, otra fuente también sitúa los mismos elementos cerca del monte de La Giralda, zona a la que también ha afectado el fuego.

Será la investigación la que tenga que determinar si detrás de este incendio hubo alguna intencionalidad o si fue provocado, aunque lo cierto es que el hallazgo de estos elementos alimenta toda clase de teorías.

«Si se hubiera trabajado en prevención y nos hubiésemos preparado correctamente, podríamos haber evitado lo que con tanto dolor estamos sufriendo»

Un incendio devastador para el Valle de Lecrín

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último

0 £0.00